Estados Unidos aprueba nuevas medidas fiscales en relación con el Coronavirus

La expansión del COVID-19 ha producido la imposición de nuevas medidas fiscales en EE.UU.

La lucha contra el Coronavirus ya se ha puesto en marcha en numerosos países del mundo. El objetivo de todos ellos es hacer frente al impacto económico de este virus y mantener la actividad productiva y de distribución en sus territorios. A este proceso ya se ha unido Estados Unidos, uno de los últimos países que se ha visto afectado por la pandemia.

El pasado 6 de marzo, EE. UU llevó a cabo su primera medida ante el COVID-19, con la distribución de 8.3 billones de USD para la financiación de vacunas, terapias o test que diagnostiquen el virus. A esta medida le siguió el importe de 105 billones de USD para las empresas de menos de 500 empleados en forma de crédito fiscal para empleadores. El objetivo de esta medida, adoptada el 18 de marzo de 2020, fue cubrir las bajas médicas durante todo el año.

La medida más reciente fue publicada el pasado 27 de marzo, cuando Trump firmó la Ley de Ayudas y Seguridad Económica por Coronavirus. Esta ley, más conocida como la ley CARES, se ha convertido en el mayor paquete de ayuda económica del país con una cuantía de US$2.2 trillones americanos. Algunas de las medidas que incluye esta normativa son la compensación de las bases imponibles negativas generadas en los ejercicios 2018, 2019 y 2020 en los 5 años anteriores o la aceleración de la devolución de créditos por impuesto mínimo alternativo.

Además, esta ley modifica la regla de deducibilidad de intereses financieros con un aumento del 30% de la base imponible ajustada a un 50% para los ejercicios de 2019 y 2020. Con esta nueva normativa se permitirá el cálculo del ejercicio 2020 con la base imponible correspondiente a 2019. Sin embargo, estas modificaciones podrían generar bases imponibles negativas que producirían una devolución del impuesto sobre la renta federal en exceso.

En cuanto al pago de impuesto sobre las nóminas de los trabajadores, estas se podrán diferir desde la entrada en vigor de la ley hasta el 31 de diciembre de 2020. Aunque este impuesto no se aplicará a aquellas compañías que estén sujetas por normativa a la suspensión temporal de su negocio por COVID-19 y cuyos ingresos hayan disminuido significativamente. En consecuencia, la ley les proporcionará un crédito temporal reembolsable por mantenimiento de empleos de un total de USD 10.000 por cada empleado. Por último, esta normativa incluye la suspensión temporal del impuesto a la aviación y la suspensión temporal del impuesto al consumo sobre el alcohol durante todo el 2020.

Por otro lado, EE.UU. también ha incluido medidas muy similares a las de otros países, como la del aplazamiento de la declaración del impuesto federal sobre la renta de 2019 y el primer pago de 2020 hasta el próximo 15 de julio. Finalmente, se prevé que con estas modificaciones fiscales se pueda paliar la crisis generada por el Coronavirus en los diversos países del mundo.

B Law & Tax
International Tax & Legal Advisors.

 https://www.blaw.es/

“En B LAW&TAX somos especialistas en asesoramiento fiscal internacional tanto a empresas como para particulares. Si desea ampliar la presente información, estaremos encantados de poder atenderle en el 917817194 o en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Etiquetas: impuestos, Fiscalidad, España, Coronavirus, Estados Unidos, Paquete fiscal