Asesoría Fiscal Expatriados: Las claves para una buena valoración contable de acciones

Las claves a tener en cuenta para el asesoramiento fiscal de las operaciones con moneda extranjera

A la hora de realizar una inversión en acciones de otra sociedad, hay que tener en cuenta dos alteraciones que se pueden producir al cerrar el ejercicio: el tipo de cambio en ese momento y su valor de cotización. Ante ello, desde B Law & Tax le damos las claves a tener en cuenta para llevar a cabo operaciones con moneda extranjera.

Generalmente, las operaciones en moneda extranjera se valoran al tipo de cambio vigente en ese momento, pasando su valor a lo que se denomina moneda funcional o euro. Una vez cerrado el ejercicio, dicha valoración será al tipo de cambio vigente en esa fecha. En consecuencia, se origina una diferencia de cambio que se registrará según su signo de cuentas:

  • Diferencias negativas de cambio (668).
  • Diferencias positivas de cambio (768).

Además, las inversiones financieras realizadas en acciones de otras sociedades se deberán valorar a valor razonable, a base de cuentas de ajustes como:

  • Pérdidas por valoración de instrumentos financieros por su valor razonable (663).
  • Beneficios por valoración de instrumentos financieros por su valor razonable (763).

Por tanto, para analizar adecuadamente la contabilidad de este tipo de inversiones se debe partir de una “Valoración inicial de la operación en moneda extranjera”:

  • Toda transacción en moneda extranjera se convertirá a moneda funcional, mediante la aplicación al importe en moneda extranjera, del tipo de cambio de contado.
  • Si la sociedad adquiere acciones de una sociedad extranjera, deberá anotar en el debe la cuenta el resultado de pasar su valor de la moneda extranjera al euro, atendiendo al tipo vigente en este momento.

Tras ello, se realizará una “Valoración posterior de la operación en moneda extranjera”, donde se hará distinción entre partidas monetarias y no monetarias. En la primera, se tendrá en cuenta lo siguiente:

  • Son el efectivo, así como los activos y pasivos que se vayan a recibir o pagar con una cantidad determinada o determinable de unidades monetarias.
  • Se incluyen, entre otros: clientes, deudores, proveedores, acreedores, caja, banco, etc…
  • Al cierre del ejercicio esas partidas se valorarán aplicando el tipo de cambio existente en esa fecha.
  • Las diferencias de cambio que se originen en este proceso, así como las que se produzcan al liquidar dichos elementos, se reconocerán en la cuenta de pérdidas y ganancias del ejercicio.

Mientras tanto, en las partidas no monetarias habrá que atender a lo siguiente:

  • Son los activos y pasivos que se van a recibir o pagar con una cantidad no determinada ni determinable de unidades monetarias.
  • Se incluyen, entre otros: el inmovilizado material, las inversiones inmobiliarias, el inmovilizado intangible, las existencias, las inversiones en el patrimonio de otras empresas, etc…
  • Al cierre del ejercicio, las partidas se valorarán aplicando el tipo de cambio de la fecha de determinación del valor razonable.
  • Las pérdidas o ganancias derivadas de la valoración de una inversión en acciones en moneda extranjera son resultado de los dos conocidos efectos: tipo de cambio y cotización.

B Law & Tax
International Tax & Legal Advisors.

 https://www.blaw.es/

“En B LAW&TAX somos especialistas en asesoramiento fiscal internacional tanto a empresas como para particulares. Si desea ampliar la presente información, estaremos encantados de poder atenderle en el 917817194 o en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.s"

Etiquetas: asesor fiscal expatriados, asesoria fiscal expatriados, Moneda extranjera, Valoración contable de acciones, Inversión financiera